domingo, 18 de septiembre de 2011

Bombones de chocolate y trufa


Ingredientes (para 16 unidades):

  • 300 gr de chocolate negro tipo cobertura
  • para la trufa: 
    • 125 gr de nata líquida
    • 100 gr de chocolate con leche tipo cobertura
    • 5 gr de mantequilla
    • ralladura de 1/2 naranja
Cacharrería:
  • 1 cazo [para la trufa]
  • 2 cazos, uno más pequeño que otro [para el chocolate negro]
  • 1 rallador
  • 1 colador 
  • 1 cuchara de madera
  • 2 boles
  • 1 termómetro digital
  • 1 lengua
  • 1 molde de silicona para bombones
  • 1 espátula
  • 1 jarra
  • 2 cucharillas
Cómo:
  1. Rallar la mitad de una naranja con un rallador.
  2. Poner en un cazo la nata líquida y la ralladura de naranja, encender el fuego y remover con una cuchara de madera hasta que hierva. 
  3. Cuando hierva apagar el fuego y colar la nata con un colador para retirar la ralladura de naranja.
  4. Añadir, en el cazo con la nata que hemos colado, la mantequilla y el chocolate con leche y remover con una cuchara de madera, hasta que se funda y quede todo bien ligado. Ya está lista la trufa, reservarla.
  5. Fundir el chocolate negro al baño maría (ponerlo en un cazo y este meterlo en otro cazo un poquito más grande con agua). Remover hasta que se funda.
  6. Verter el chocolate negro fundido en un bol. Estará a unos 60ºC (medir la temperatura con un termómetro digital). La cuestión es atemperarlo, es decir, conseguir que baje la temperatura hasta 32-33ºC. Para ello, remover con una lengua sin parar, e ir cambiando el chocolate de un bol a otro y seguir removiendo. De tanto en tanto medir la temperatura para comprobar que va bajando (yo he cambiado el chocolate de un bol a otro 6 veces).
  7. Cuando el chocolate negro esté a 32ºC, rellenar todas las cavidades del molde de silicona hasta arriba.
  8. Dar unos golpecitos al molde relleno sobre la mesa para sacar las burbujas de aire.
  9. Después de un golpe seco vaciar el chocolate del molde de nuevo sobre uno de los boles. La gracia es conseguir que una película fina de chocolate quede pegada a la base y a las paredes del molde. Reservar el bol con el chocolate negro fundido sobrante.
  10. Retirar el exceso de chocolate con una espátula y meter el molde en la nevera, para fijar el chocolate de la base y las paredes, unos 10 minutos.
  11. Tras ese tiempo, sacar el molde de la nevera y verter la trufa, preparada al principio, en cada una de las cavidades, hasta un poco más de la mitad. Yo he vertido la trufa en una jarra para que fuera más fácil rellenar el molde. Idealmente, la trufa debe verterse a una temperatura de 25ºC, para evitar que se funda el chocolate negro de las paredes (a mi me costó este paso porqué la temperatura ambiente de mi cocina era de 28ºC y no conseguí rebajar más la temperatura de la trufa, tenté a la suerte y no quedó mal).
  12. Completar cada cavidad del molde con el chocolate negro fundido, con cuidado con la ayuda de un par de cucharillas.
  13. Quitar el sobrante de chocolate negro con una espátula con cuidado y despacito.
  14. Meter el molde en la nevera para que se enfríen y consoliden. Yo las he dejado toda la noche y las he desmoldado al día siguiente.
  15. Desmoldarlas despacito y si no los váis a comer inmediatamente meterlos en un táper cerrado, separaditos unos de otros y a la nevera.
  16. Y a disfrutar!
Nota: deciros que cuando hacía los bombones mi cocina estaba a 28ºC! La temperatura ambiente es muy importante en esta receta, si hace calor os costará más atemperar el chocolate y conseguir que se fije al molde y si hace frío tendréis que ser más rápidos al rellenar el molde.Ya lo iréis viendo, pero animaros que el resultado es impresionante!

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi reino por una magdalena!   © 2008. Template Recipes by Emporium Digital

TOP  

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución 3.0 España.