domingo, 25 de septiembre de 2011

Tarta a los tres chocolates


Ingredientes:

  • 250 gr de chocolate negro tipo cobertura
  • 250 gr de chocolate con leche tipo cobertura
  • 250 gr de chocolate blanco tipo cobertura
  • 600 ml de nata líquida
  • 600 ml de leche semidesnatada
  • 3 sobres de cuajada
  • 60 gr de mantequilla fundida
  • 1 paquete de galletas tipo maría
  • para decorar: bolitas de chocolate
Cacharrería:
Cómo:
  1. Esta tarta consiste en hacer cuatro capas una encima de la otra, la primera una base de galleta, la segunda de chocolate negro, la tercera de chocolate con leche y la última de encima de chocolate blanco. Las capas de chocolate se hacen todas de la misma forma.
  2. Preparar los ingredientes para tenerlo todo a punto. Sobretodo distribuir la nata en 3 vasos con 200 ml cada uno y la leche en tres vasos con 200 ml cada uno.
  3. Primero hacer la base de la tarta de galleta: poner las galletas en dos tandas en la trituradora hasta que queden finitas. Si no tenéis trituradora poner las galletas entre dos trapos y pasar por encima un rodillo o una botella, costará un poco más y los trocitos quedarán más grandes pero también quedará bien.
  4. Poner las galletas trituradas en un bol, añadir la mantequilla fundida en el microondas y remover con una cucharilla hasta que quede una masa. Si no está muy húmeda podéis añadir un par de cucharaditas de leche y seguir removiendo.
  5. Poner la masa de galletas en el molde metálico desmontable y distribuir y aplanar con una cucharilla hasta que quede toda la base cubierta. Meter el molde en la nevera para que coja consistencia.
  6. Empezar con las capas de chocolate. Primero la de chocolate negro: 
    • disolver en uno de los vasos de leche un sobre de cuajada, es decir, verter el polvo del sobre en el vaso con la leche y remover con una cucharilla hasta que se disuelva.
    • poner en un cazo el chocolate negro
    • añadir un vaso de nata y el vaso de leche con la cuajada disuelta.

    • encender el fuego bajito y con una lengua remover hasta que se funda todo y quede todo bien ligado.
    • apagar el fuego
  7. Verter la mezcla de chocolate negro sobre la base de galleta despacito distribuyéndola por toda la superfície.
  8. Dejar reposar el molde con la primera capa de chocolate sin moverlo de sitio!.
  9. Repetir el paso 6 con el chocolate con leche. Cuando está listo, verterlo con mucho cuidado sobre el molde que ya tiene la primera capa de chocolate negro. Para ello, verter el chocolate con leche sobre una cuchara y poco a poco distribuirlo por toda la superfície del molde. Dejar reposar el molde sin moverlo de sitio!.
  10. Repetir el paso 6 con el chocolate blanco.Cuando está listo, verterlo con mucho cuidado sobre el molde que ya tiene dos capas de chocolate. Verter sobre una cuchara y poco a poco distribuir todo el chocolate blanco por la superfície. Dejar reposar el molde sin moverlo de sitio hasta que se haya enfríado un poco (yo lo deje un par de horas) y luego meterlo en la nevera toda una noche para que acabe de cuajar y se enfríe del todo.
  11. Antes de servir, sacarlo de la nevera. Desmoldar con mucho cuidado (ojo, abrir las paredes del molde, aguantar la base con la mano y deslizar las paredes del molde hacia abajo!).
  12. Decorar la superfície con bolitas de chocolate o con lo que queráis.
  13. Y a disfrutar!
Nota: esta tarta me retó mi amiga Elisa para que la probara. Está en muchos blogs con recetas muy similares. Lo único que yo no le puse es azúcar porque creo que con el chocolate ya queda dulce. Si sois muy pero que muy golosos podéis añadir una cucharada o dos de azúcar en cada capa de chocolate (añadirlo en el paso 6). Aunque parezca muy complicada no lo es, simplemente es laboriosa y sobretodo es delicado el momento de verter una capa de chocolate encima de la anterior ya que si lo hacéis muy rápido se desmorona la anterior. Ah y si dejáis enfriar el chocolate demasiado entre capa y capa luego no se pegan!. Venga, animaros que el resultado es tremendo!!

domingo, 18 de septiembre de 2011

Bombones de chocolate y trufa


Ingredientes (para 16 unidades):

  • 300 gr de chocolate negro tipo cobertura
  • para la trufa: 
    • 125 gr de nata líquida
    • 100 gr de chocolate con leche tipo cobertura
    • 5 gr de mantequilla
    • ralladura de 1/2 naranja
Cacharrería:
  • 1 cazo [para la trufa]
  • 2 cazos, uno más pequeño que otro [para el chocolate negro]
  • 1 rallador
  • 1 colador 
  • 1 cuchara de madera
  • 2 boles
  • 1 termómetro digital
  • 1 lengua
  • 1 molde de silicona para bombones
  • 1 espátula
  • 1 jarra
  • 2 cucharillas
Cómo:
  1. Rallar la mitad de una naranja con un rallador.
  2. Poner en un cazo la nata líquida y la ralladura de naranja, encender el fuego y remover con una cuchara de madera hasta que hierva. 
  3. Cuando hierva apagar el fuego y colar la nata con un colador para retirar la ralladura de naranja.
  4. Añadir, en el cazo con la nata que hemos colado, la mantequilla y el chocolate con leche y remover con una cuchara de madera, hasta que se funda y quede todo bien ligado. Ya está lista la trufa, reservarla.
  5. Fundir el chocolate negro al baño maría (ponerlo en un cazo y este meterlo en otro cazo un poquito más grande con agua). Remover hasta que se funda.
  6. Verter el chocolate negro fundido en un bol. Estará a unos 60ºC (medir la temperatura con un termómetro digital). La cuestión es atemperarlo, es decir, conseguir que baje la temperatura hasta 32-33ºC. Para ello, remover con una lengua sin parar, e ir cambiando el chocolate de un bol a otro y seguir removiendo. De tanto en tanto medir la temperatura para comprobar que va bajando (yo he cambiado el chocolate de un bol a otro 6 veces).
  7. Cuando el chocolate negro esté a 32ºC, rellenar todas las cavidades del molde de silicona hasta arriba.
  8. Dar unos golpecitos al molde relleno sobre la mesa para sacar las burbujas de aire.
  9. Después de un golpe seco vaciar el chocolate del molde de nuevo sobre uno de los boles. La gracia es conseguir que una película fina de chocolate quede pegada a la base y a las paredes del molde. Reservar el bol con el chocolate negro fundido sobrante.
  10. Retirar el exceso de chocolate con una espátula y meter el molde en la nevera, para fijar el chocolate de la base y las paredes, unos 10 minutos.
  11. Tras ese tiempo, sacar el molde de la nevera y verter la trufa, preparada al principio, en cada una de las cavidades, hasta un poco más de la mitad. Yo he vertido la trufa en una jarra para que fuera más fácil rellenar el molde. Idealmente, la trufa debe verterse a una temperatura de 25ºC, para evitar que se funda el chocolate negro de las paredes (a mi me costó este paso porqué la temperatura ambiente de mi cocina era de 28ºC y no conseguí rebajar más la temperatura de la trufa, tenté a la suerte y no quedó mal).
  12. Completar cada cavidad del molde con el chocolate negro fundido, con cuidado con la ayuda de un par de cucharillas.
  13. Quitar el sobrante de chocolate negro con una espátula con cuidado y despacito.
  14. Meter el molde en la nevera para que se enfríen y consoliden. Yo las he dejado toda la noche y las he desmoldado al día siguiente.
  15. Desmoldarlas despacito y si no los váis a comer inmediatamente meterlos en un táper cerrado, separaditos unos de otros y a la nevera.
  16. Y a disfrutar!
Nota: deciros que cuando hacía los bombones mi cocina estaba a 28ºC! La temperatura ambiente es muy importante en esta receta, si hace calor os costará más atemperar el chocolate y conseguir que se fije al molde y si hace frío tendréis que ser más rápidos al rellenar el molde.Ya lo iréis viendo, pero animaros que el resultado es impresionante!

domingo, 11 de septiembre de 2011

Magdalenas de mascarpone


Ingredientes (para 24 unidades):

  • 200 gr de azúcar moreno
  • 4 huevos
  • 200 ml nata
  • 70 gr de mantequilla
  • 1 pellizco de sal
  • 250 gr de queso mascarpone
  • 250 gr de harina
  • 1 sobre de levadura en polvo


Cacharrería:
Cómo:
  1. Encender el horno para que se vaya precalentando a 175ºC.
  2. Preparar los moldes, poniendo los moldes de papel en los moldes metálicos.
  3. En un bol poner los huevos y el azúcar y batir bien con unas varillas manuales.
  4. Añadir al bol la nata y seguir batiendo con las varillas.
  5. Añadir al bol el queso mascarpone y la mantequilla y seguir batiendo con las varillas para que quede todo bien integrado. Si quedan grumos remover un minutillo con una batidora eléctrica.
  6. En un plato mezclar la harina con la levadura y el pellizco de sal, removiendo con una cuchara.
  7. Añadir la mezcla de la harina (no toda de una vez sino poco a poco) al bol a través de un tamizador. Ir removiendo con las varillas manuales hasta que se quede todo bien mezclado.
  8. Poner la mezcla en una jarra y rellenar los moldes hasta un poco más de la mitad cada uno.
  9. Opcionalmente espolvorear cada magdalena con un poquito de azúcar moreno por encima.
  10. Meter en el horno (yo he hecho dos tandas para que no se quemaran) una media hora (arriba y abajo). 
  11. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.
  12. Y a disfrutar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi reino por una magdalena!   © 2008. Template Recipes by Emporium Digital

TOP  

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución 3.0 España.